• YouTube
  • Instagram

El linaje de nuestra escuela

La enseñanza Zen se basa en una relación entre discípulo y maestro. Este es el medio por el que se transmite una enseñanza – práctica de generación en generación. Por este motivo es tan importante para esta escuela el “linaje”, la sucesión, la línea de transmisión que conecta nuestra práctica con la enseñanza del Buda, a través de los siglos y las diferentes tierras por las que el budismo se ha difundido. Esta forma de transmisión de la enseñanza hace que el Zen sea algo vivo, algo que no puede ser “institucionalizado”. Estas son las consideradas como Tres Joyas para el Budismo; una Enseñanza -Práctica (Dharma), una Comunidad (Sangha) y un Maestro de la Transmisión (Buda)

 

El linaje de la escuela Zen cuenta 28 maestros indios entre Shakyamuni Buda y Bodhidharma, 24 maestros chinos entre Bodhidharma y Dogen, 32 maestros japoneses entre Dogen y Taisen Deshimaru. Tras el fallecimiento del maestro Deshimaru en el año 1982, tres de sus discípulos europeos, Etienne Mokusho Zeisler, Roland Yuno Rech, y Stéphane Kosen Thibaut, de quien recibió la Transimisón en el año 1993 la Maestra Bárbara Kosen, recibieron la Transmisión del Dharma en Japón de manos del Maestro Niwa Zenji. A partir de este momento, una primera generación de discípulos del Zen ha echado raíces en el Viejo Continente y ha transmitido la enseñanza de Taisen Deshimaru, como una lámpara que pasa de generación en generación sin apagarse.

 

 

 

Zazen en la cárcel

Sentados en zazen, no hay diferencia entre recluso y no recluso...

Todos los sábados por la mañana dos miembros del dojo vamos a sentarnos a la prisión de Villabona (Asturias), a compartir zazen con los reclusos. Esta acción empezó en mayo de 2018. Al principio, lógicamente, no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar... Y con lo que nos encontramos fue con una celda diáfana, zafús, y algunos reclusos interesados en practicar meditación. A lo largo de estos meses han pasado por esta celda-dojo a la que llamamos Fushin (Mente de Buda, Mente de Padre) unos cuantos reclusos, algunos siguen, otros no, alguno ha terminado su condena...

Compartir zazen con los reclusos de Villabona es algo enriquecedor para las personas del dojo que entramos allí cada sábado. Desde la celda escuchamos, en el silencio de zazen, el rumor del patio, de los pasillos del módulo, el rumor del Samsara. Nuestro fin es crear junto a los reclusos un espacio sereno, tranquilo, en el que cultivar el despertar silencioso del Zen.

Los reclusos siempre han sido generosos con nosotros, nos regalan cosas artesanales que hacen ellos mismos en los talleres que tienen en prisión, se muestran agradecidos, y compartimos con ellos nuestra alegría de la práctica. No siempre es fácil, pero siempre es posible seguir un paso más. Recibimos tanto como damos.

En otros lugares de España, y del Mundo, otros discípulos del Zen también comparten zazen en las cárceles. Leer más en Jiyu Zenkan Prisiones

 

 

Retiro de meditación (sesshin) del Norte

Cada año, a finales del mes de mayo, organizamos una sesshin, un fin de semana de práctica intensiva de zazen, dirigido por la maestra Bárbara Kosen, así que podéis reservar estas fechas para la próxima... es un tiempo para profundizar la práctica, compartir con otras personas, y conocer a nuestra maestra