• YouTube
  • Instagram

Las huellas invisibles del Zen

"Cuando el Buda transmitió este zazen al venerable Mahakashyapa, lo llamó Ojo de la Sabiduría, Espíritu del Nirvana. Sekito lo expresó diciendo, “El espíritu del Gran Maestro de la India ha sido transmitido íntimamente de persona a persona tanto en el Este como en el Oeste”. Tozan también dijo, “El Dharma de Nyoze ha sido transmitido íntimamente a través de Budas y Patriarcas”.

Este Espíritu del Nirvana fue transmitido durante veintiocho generaciones hasta Bodhidharma en la India. Este gran Maestro vino a China y transmitió el mismo Samadhi al segundo Patriarca, Eka.

Debemos aprender profundamente la enseñanza de Bodhidharma. ¿Cuál es su enseñanza? Vivir de cara al muro firmemente y ver que la gente ordinaria y los sabios son uno y lo mismo. También debemos estudiar cuidadosamente las palabras del segundo Patriarca, “Mantén siempre una conciencia clara”.

La esencia de sus enseñanzas fue transmitida a través de veintitrés generaciones, hasta Nyojo, del monte Tendo de la dinastía Song. Eihei Dogen fue a China, practicó bajo la dirección de Nyojo y recibió la transmisión de este Samadhi de la Alegría. Después volvió al Japón, difundío este Samadhi, llamándolo shinjin-datsuraku datsuraku-shinjin (abandonando cuerpo y mente, cuerpo y mente abandonados)."

Jijuyu Zanmai del maestro Menzan Zuiho (1737)

El término "Zen" proviene del Chino "T'Chan", que a su vez es la pronunciación del término sánscrito "Dhyana", que significa "estado de concentración", el estado mental que se cultiva durante la meditación sentada.

Ese viaje de la práctica budista a través de la India, China, Japón, luego Europa y Estados Unidos, ha dejado las huellas invisibles del Zen. Otros han transitado por el Camino del Nirvana antes que nosotr@s, han dejado sus poemas, sus escritos, sus vidas, como una inspiración para nuestra práctica. Este sello de los Patriarcas es como el Océano del Samadhi transmitido en silencio, Sōkai.

Nuestra Tradición

La enseñanza Zen se basa en una relación entre discípulo y maestro. Este es el medio por el que se transmite una enseñanza – práctica de generación en generación. Por este motivo es tan importante para esta escuela el “linaje”, la sucesión, la línea de transmisión que conecta nuestra práctica con la enseñanza del Buda, a través de los siglos y las diferentes tierras por las que el budismo se ha difundido. Esta forma de transmisión de la enseñanza hace que el Zen sea algo vivo, algo que no puede ser “institucionalizado”. Estas son las consideradas como Tres Joyas para el Budismo; una Enseñanza -Práctica (Dharma), una Comunidad (Sangha) y un Maestro de la Transmisión (Buda)

Los Sutra relatan que el Buda, dando una conferencia delante de numerosas personas en el pico de los Buitres, por un momento dejó de hablar y, sonriendo, cogió una flor y la hizo girar entre sus dedos. Mahakashyapa, su discípulo, era uno entre las miles de personas presentes y sin embargo el único en ver su gesto. Así pues, Mahakashyapa sonrió también; en este instante ambos se miraron. El espíritu de Mahakashyapa se volvió en completa intimidad con el espíritu del Buda. Fue iluminado por el espíritu del Buda y ambos fueron un mismo espíritu.

Entonces el Buda se dirigió a la asamblea y dijo:

“Tengo una enseñanza muy sutil, el Tesoro del Ojo del verdadero Dharma, ahora lo transmito a Mahakashyapa.”

Aquí tuvo lugar la primera transmisión íntima del Dharma. Se la considera como el primer eslabón de la sucesión de los Maestros Zen, que continúa perpetuándose en nuestros días. Transmisión más allá de las palabras y de los textos I Shin Den Shin: de mi espíritu a tu espíritu.

El linaje de la escuela Zen cuenta 28 maestros indios entre Shakyamuni Buda y Bodhidharma, 24 maestros chinos entre Bodhidharma y Dogen, 32 maestros japoneses entre Dogen y Taisen Deshimaru. Tras el fallecimiento del maestro Deshimaru en el año 1982, tres de sus discípulos europeos, Etienne Mokusho Zeisler, Roland Yuno Rech, y Stéphane Kosen Thibaut, de quien recibió la Transimisón en el año 1993 la Maestra Bárbara Kosen, recibieron la Transmisión del Dharma en Japón de manos del Maestro Niwa Zenji. . A partir de este momento, una primera generación de discípulos del Zen ha echado raices en el Viejo Continente y ha transmitido la enseñanza de Taisen Deshimaru, como una lámpara que pasa de genración en generación sin apagarse.

Para leer más sobre nuestro Linaje de nuestra escuela Zen

Lecturas del Dharma