Buscar
  • sokai dojo zen

Confirmar la existencia


Confirmar la existencia de los demás desde uno mismo es una ilusión. Cuando son las formas de existencia las que activamente confirman nuestra existencia, eso es estar despierto. Genjō-kōan


En una determinada posición somos nosotros mismos los que creamos, hacemos y deshacemos. Pilotamos la situación según nuestros criterios. Sentimos que tenemos el control del timón.

En otra posición son las circunstancias las que determinan nuestro rumbo, arrastrados por el momento, como hojas llevadas por el viento, como una nave a la deriva en la tormenta.

Otras veces es una mezcla de ambas posiciones.

En general pensamos que la posición óptima es la primera, y que la segunda posición es peligrosa, amenanzante.

Dōgen llama a la primera posición "ilusión", y a la segunda "despertar".

Cuando estamos al mando de la nave trazamos nuestro rumbo,

en base a una ilusión

perseguimos nuestra Ítaca

No está bien ni está mal

Solo hay que saberlo

Y no causar mucho destrozo

Cuando somos llevados por los acontecimientos

puede ser aterrador

descubrir la potencia del Cosmos

y la fragilidad de nuestra voluntad

No está bien ni está mal

Solo hay que saberlo

y dejar caer mente y cuerpo

Un pájaro construye su nido en primavera

en él aparecerán sus polluelos, que poblarán el cielo

Cuando llega el otoño

el viento lo empujará a lo lejos

a cielos desconocidos

Ilusión y despertar no son dos continentes fijos y montañosos

solo solo las posiciones del pájaro en el Dharma

En primavera practica el dharma de la primavera

en otoño es practicado por el dharma del otoño

Armonizarse con el DharmaBuda es fácil como la vía del pájaro

No emigrar en primavera

No construir un nido en otoño


0 vistas
  • YouTube
  • Instagram