Buscar
  • sokai dojo zen

El espíritu del Despertar

«Si bodaishin (la mente del Despertar) no ha surgido aún en ti, sigue la enseñanza de los buddhas y ancestros...»

Shinjin gaku do (Estudiar la Via con cuerpo y mente) Shobogenzo del maestro Dogen

Bodaishin es la mente del Despertar, la aspiración a la Vía. Puede que esta aspiración se encuentre ya en el/la practicante cuando busca zazen... o puede aperecer después. Esto no es importante. Inicialmente albergaba una idea sobre bodaishin quizás un tanto mística. Lo que se desprende de la enseñanza de Dogen es que la mente del Despertar es lo mismo que seguir la enseñanza junto a un Maestro/Maestra de la Transmisión. La mente del Despertar es idéntica a la mente de una discípula/discípulo.

¿En qué han cambiado nuestras vidas desde que somos «discípulos» del Zen?

Seguimos haciendo más o menos las mismas cosas, y además hemos incorporado una disciplina, una forma de hacer, de estar, de ser, que Dogen considera idéntica al espíritu del Despertar, al abandono de sí mismo, al abandono del hogar, a dejar caer mente y cuerpo. Ya no eres el rey de tu pequeño reino. Ahora eres un discípulo. Tampoco eres un cliente, ni un esclavo. Nadie puede caminar la Vía en tu lugar, ni puedes tomar prestado de otros su experiencia de la Vía.

Un discipulo es aquel que está dispuesto a seguir la enseñanza de un Maestro, a abrazar una Escuela, y a observar cómo esa enseñanza-práctica transforma la vida a su alrededor. Hay una determinación que te responsabiliza, hay una libertad en la posición de discípulo, que reside en dejar de considerarte el centro del Universo. Esta posición de discípulo es idéntica al espíritu del Despertar.

-Maestro -dice un monje dirigiéndose a Joshu-, en otros templos dan enseñanzas formales sobre el Dharma, ¿Cuándo vas a empezar a instruirme?

-¿Has acabado tu guenmai? -Le pregunto Joshu

-Sí -contestó el monje.

-Pues lava tu cuenco

0 vistas
  • YouTube
  • Instagram