• YouTube
  • Instagram
Buscar
  • sokai dojo zen

Taneda Santoka

Santoka es considerado un exponente único del estilo libre de la poesía haiku, de manera que abandonó muchas de las formas costumbristas y los temas tradicionales del haiku a favor de un estilo directo, una descripción sin adornos de la experiencia humana directa.

Un poeta errante y un monje Zen austero durante los últimos quince años de su vida, Santoka enfatizó muchas de la cualidades esenciales del Budismo Zen en sus versos, incluyendo mujo (la impermanencia), la necesidad de sabi (la soledad), la importancia de una vida sencilla, o la penetrante tristeza que impregna muchas veces los asuntos humanos. Muchos de sus poemas apuntan hacia el objetivo del Zen de vencer esta melancolía a través del despertar espiritual y la serenidad. Desde esta visión Santoka se sentía concernido por lo que James Abrams llamó “la necesidad vital del movimiento y la liberación que conlleva de la angustia del alma”

Vivió buena parte de su vida en errando de ermita en ermita, en el camino, visitando lugares de peregrinaje, mendigando y componiendo haikus, escribió; “Días que no disfruto; cualquier día en el que no camino, no bebo sake y no compongo haikus”

Floreciendo con agua

Floreciendo con agua

Desciendo al pueblo

La luz del sol se refleja libremente

Sobre mi cabeza recién afeitada

Incluyendo la vida y la muerte

La nieve cae sin cesar

Camino en los vientos

Brillo y oscuridad

Silenciosamente

Silenciosamente

Me pongo

Las sandalias de paja de hoy

Si hay montañas, miro las montañas

Si hay montañas, miro las montañas

En días lluviosos escucho la lluvia

Primavera, verano, otoño, invierno

Mañana también estará bien

Esta noche también estará bien

Solo como es

Solo como es

Llueve, me mojo, camino

El cielo de la mañana es perfectamente claro

El cielo de la mañana es perfectamente claro

Una suave nube flotante está en línea recta

El color de la puesta de sol es muy bonita

Solo he empleado modestamente mis momentos del día de hoy

Solo, observo la luna

Solo, observo la luna

Esconderse tras las montañas

Mendigando; acepto

Mendigando; acepto

El sol abrasador

Solo este camino

Solo este camino

Camino solo

Fnte: http://thezenuniverse.org/zen-poems-taneda-santoka/

12 vistas