• YouTube
  • Instagram
Buscar
  • sokai dojo zen

Vivir bajo los votos del bodhisattva

Shigu Seigan Mon

Shu Jo Muhen Seigando

Bonno Mujin Seigandan

Homon Muryo Seigangaku

Butsu Do Mujo Seiganjo


Por numerosos que sean los seres sensibles hago el voto de salvarlos a todos.

Por numerosas que sean las pasiones, hago el voto de vencerlas todas.

Por numerosos que sean los dharmas, hago el voto de adquirirlos todos.

Por perfecta que sea la Vía del Buda, hago el voto de realizarla.


Por numerosos que sean los seres sensibles hago el voto de salvarlos a todos.

El Buda Shakyamuni sentado en zazen abrió la puerta del Dharma a todas las existencias. A través de nuestra práctica de zazen, despertamos junto con todas las existencias, nuestro cosmos despierta con nosotros.

También con nuestras acciones procuramos una vida feliz y tranquila a las personas que nos rodean. Este es el primer voto del bodhisattva, ayudar a que los demás expresen su verdadera naturaleza


Por numerosas que sean las pasiones, hago el voto de vencerlas todas.

Los bonno, las pasiones, son el empuje emocional y las acciones que hemos condiconado a lo largo de nuestra vida, es nuestro karma. A través de zazen le karma cambia, se extingue poco a poco con la repetición. El Maestro Meizan lo compara a un trozo de hielo al sol; el sol es la mente de zazen, el hielo son nuestras pasiones. Esas pasiones, expuestas a la mente hishiryo de zazen, se funden como el hielo al sol, nuestro karma se agota.


Por numerosos que sean los dharmas, hago el voto de adquirirlos todos.

Otra traducción de este voto es “por numerosos que sean los dharmas, hago el voto de armonizarme con ellos”. Armonizarse con los dharmas es vivir sin ego. Cada situación es nueva, cada aquí y ahora e distinto. La ilusión consiste en confirmar las circunstancias a partir de nuestro ego, de nuestra visión parcial, egoísta, de las cosas. Responder a los fenómenos en cada situación sin fijar, sin coagular, sin repetir nuestras respuestas estereotipadas.


Por perfecta que sea la Vía del Buda, hago el voto de realizarla.

Otra traducción de este voto es “hago el voto de convertirme en un Buda”. Zazen es la postura del Buda sentado, zazen-Buda. Zazen no sirve para nada, es decir, no nos conduce a un punto de llegada. Sentarse en zazen ya es ser el Buda. Repetir zazen eternamente es la perfección del Buda


5 vistas